RESERVA DE LA BIOSFERA RIA CELESTUN
Una Joya De La Naturaleza

En 1979 bajo decreto del Gobierno Federal se declara la zona como Refugio Faunístico, en 1988 se modifican los criterios de la protección al ambiente y se declara esta como Reserva Especial de la Biosfera, que abarcaba 59,130 hectáreas y finalmente en el año 2000 es declarada Reserva de la Biosfera Ría Celestún, abarcando un área de 81,482 hectáreas.
Las observaciones realizadas en los años setentas por los especialistas, que dieron lugar a tomar la decisión visionaria de proteger esta y otras zonas de la península ha dado como resultado la conservación de muchas especies a través de los años.

La justificación de proteger esta Reserva salta a la vista si analizamos los siguientes datos:

FLORA

Existen 549 especies en 100 familias en la reserva, 14 especies se encuentran en alguna categoría de protección distribuidas de la siguiente manera:

  • Peligro de extinción: 4 especies.
  • Amenazadas:  7 especies.
  • Raras: 3 especies.

FAUNA

Existen 600 especies en la reserva, 140 de peces, 13 de anfibios, 64 de reptiles, 79 de mamíferos, 304 de aves. De todas estas 115 especies están en alguna categoría de protección distribuidas de la siguiente manera:

  • Peligro de extinción: 18 especies.
  • Amenazadas: 37 especies.
  • Protección Especial: 12 especies.
  • Raras: 48 especies.
1149 especies (flora y fauna) distribuidas en una área de tan solo 81,482 hectáreas es asombroso, no cabe la menor duda que la Península de Yucatán posee una Joya de la Naturaleza.

AVES: Se tienen registradas en todo el país 528 especies, la riqueza de aves en la Península de Yucatán y en particular para la Reserva es sorprendente, pues como se mencionó anteriormente existen 304 especies, sin embargo 102 son migratorias por lo que un poco menos de la mitad de especies registradas en el país habitan en en la Reserva.

LA RIA: Juega un papel muy importante dentro de la Reserva, una laguna hipersalina de baja profundidad, alimentada por agua dulce del subsuelo y agua salada del golfo rodeada de Manglares, aguas ricas en nutrimentos los cuales mantienen una diversidad y abundancia de larvas, juveniles de peces, crustáceos y otros organismos de los cuales se alimenta varias especies y por supuesto algunos de consumo humano como son: el Camarón de la Ría y la Jaiba entre otros.

MANGLARES: El manglar es una especie vegetal arbórea que vive en las aguas salinas y dulces cuya altura oscila entre 15 y 20 metros, estos esenciales en el ecosistema pues contribuyen al desarrollo de micro organismos. En la Reserva cubren grandes extensiones.

PETENES: (Peten: palabra en idioma Maya que significa comarca, región o isleta(1)) En este caso se usa para designar a isletas de vegetación arbórea que se encuentra en las áreas cenagosas cercanas al litoral peninsular (humedales), La vida de estos ecosistemas se desarrolla en afloramientos de agua dulce procedentes de manantiales conocidos como cenotes.
El centro del Petén tiene un nivel de terreno es más elevado que en las áreas periféricas, debido a la acumulación de suelo, formado por la descomposición de material vegetal. El flujo de agua juega un papel fundamental en el funcionamiento de estos por el aporte de nutrientes. En la Reserva abundan estos Petenes.

(ver nota al píe de esta página)

A continuación imágenes de algunos manglares, petenes y un pequeño ejemplo de las aves que se encuentran en la Reserva
 

 

Nota: Los datos, fechas y cifras mostradas en esta página fueron recopiladas de la publicación "Programa de Manejo Reserva de la Biosfera Ría
          Celestún" de la Secretaría De Medio Ambiente Y Recursos  Naturales (SEMARNAT) del Gobierno Federal.

(1)  Diccionario Maya Codemex, maya-español; español-maya (1980) Alfredo Barrera Vásquez